exibições 1.383

En el cuello de un totí
carboncito de coral,
una tarde me subí
cuando aquel echó a volar,
cuando aquel echó a volar.

Un gajito de galán
y del romerillo flor
tuve tiempo de llevar,
para sentirme mejor.

Y me fui en un copo de oscuridad
como un jinete del ventarrón,
con perfume de la nocturnidad
sobre mi azabache de tornasol.

Bello totí fulígeno,
lienzo del universo,
recreo, postigo,
fantasma inverso,
saeta de un diablo divino.

0 comentários
Terra Música feedback